lunes, 26 de mayo de 2008

Eduardo Peralta Canción de amor


Esta canción preciosa la recibí de alguien a quien quise mucho y de alguna forma, todavía quiero.

Me fue enviada esta noche en pago de una vieja deuda. Pago que por demás, jamás esperé.

¡Gracias!


"Si debo hacer una caricia, preferiría que fuera a ti.

Si tengo que dar algún beso, busco tu boca y lo dejo allí.

Si es necesario hacer futuro, desde tu cuerpo lo inventaré.

Si el mundo pide decisiones, las tomarás y las tomaré.

Si ando buscando una sonrisa, sé que en tu rostro la puedo hallar.

Sin ando perdido en esta noche, tus ojos claros me han de alumbrar.

Si me persigue la lujuria, la desbarato con mi puñal, pues nuestros cuerpos se entrelazan como la charla más natural.

Hay veces en que estás tan lejos que me da miedo hasta seguirte y aunque te busco en los reflejos del mar, no puedo descubrirte.

Pero si debo elegir rumbo, preferiría tu corazón y ensancharía esta palabra para que quepa nuestra misión.

Salud y canto para todos es la consigna de nuestro amor y será cómplice de hermano, relampagueante y libertador"

3 comentarios:

Raquel Fernández dijo...

Qué preciosa canción. Y qué bueno que haya alguien que pague sus viejas deudas.
Un beso grande.

TOROSALVAJE dijo...

Bonita canción y bonitas palabras.

Besos.

More Baker dijo...

Siempre se aprecia a la gente buena paga.
Besos Raquel.


Saludos mi querido Toro.
Mi beso incluyo con ellos.