sábado, 4 de diciembre de 2010

CIFRAS

SESENTA Y SEIS MIL MILLONES DE EUROS,  OCHENTA Y OCHO MIL MILLONES DE DÓLARES (ni me atrevo a traducir eso en bolívares para no correr el riego de que mi calculadora eche humo y es la única que tengo); esa cifra divorciada de mi imaginación, cuyo aspecto físico, cuyo peso,cuya densidad, por mucho que me esfurzo no puedo imaginar, esa cifra, es lo que RUSIA tiene estipulada para realizar el MUNDIAL de FÚTBOL del 2018. O sea que mientras millones se mueren de hambre, de sida, de malaria; mientras millones de personas duermen a la intemperie, sesenta y seis mil millones de euros se destinan para que 20 güevones pateen una pelota durante noventa minutos tratando de meterla en una red custodiada por otro güevón. Noventa minutos, ochenta y ocho mil millones de dólares, veintidós güevones para que los de la FIFA y otros más se sigan haciendo millonarios y para que a los demás se nos olvide que.
Cada minuto muere un niño por SIDA
Cada 5 minutos muere un niño por falta de atención médica
  Cada 8 segundos muere un niño por agua contaminada
    Cada 3 segundos muere un niño por hambre y desnutrición
      Cada segundo muere un bebé recién nacido por falta de atención médica.
         177 millones de niños sufren retraso en su crecimiento por desnutrición y 2 de cada 7 niños sufren    retardo mental por desnutrición.
El Mundial 2014 será en Brasil y me pregunto cuánto les costará; recuerdo a Lula llorando de la emoción porque la FIFA le concedió tan alto honor
¡Nojoda, chico!