sábado, 22 de septiembre de 2007

ESTÚPIDO ME DIJISTE, ESTÚPIDO ME QUEDÉ, ESTÚPIDAS SON TUS PATAS QUE CAMINAN AL REVÉS!!

Voltaire estaba una vez en el baño de su casa, haciendo lo que todos hacemos. Y uno de sus hermano le pedía y le pedía que trancara bien la puerta porque la fetidez flotaba por toda la mansión...oye chico, que hay visitas, cierra esa ventana, que es hora de almuerzo vale, cierra esa ventana, cierra esa puerta. Cuando por fin salió del baño, uno de los invitados más ilustres y más apreciados por la familia, René Angersen, le dijo en tono más o menos serio: Mire, mi estimado, usted sabe más que el "vuelve a la vida" de las playas de Morrocoy, pero está podrido, sabe?! A lo que Voltaire respondió: Mi ilustrísimo, no estoy de acuerdo con lo que usted dice, pero lucharé hasta la muerte para que tenga el derecho a decirlo.
Chávez como que no leyó a Voltaire. Y eso que Diosdado siempre le ha insistido. Pero el periodista de la BBC que osó preguntarle al presidente que porqué no invertía en Venezuela todo ESO que regalaba al exterior, ese, leyó fue a Angersen. ¿Cómo se le ocurre? Chávez no respondería esa pregunta ni en el trance de su visita al urólogo para verificar el buen estado de su presidencial próstata. ¡Estos extranjeros tienen unas vainas! ¡¿Cómo se le ocurre?!