martes, 30 de octubre de 2007

Y...


Delfines multicolores bailan su danza victoriosa...
Corpúsculos brillantes de tu savia flotan como estrellas en mi vientre…
Sonrío…
me veo sonreír… gravito en el vuelo a tu universo.
Y un “te amo” en cautiverio vuelve a estrenar mi boca.

6 comentarios:

3rn3st0 dijo...

Primero fue amor en dos tiempos y ahora este texto, tus confesiones son sublimes, delicadas y lo que más me agrada es que puedo verlas, casi palparlas. Sólo una mujer puede escribir como escribes.

Saludos encantados desde Guanare :-)

More Baker dijo...

Ernesto: tú has dado con la palabra exacta para lo que escribo: confesiones, ni más ni menos. Gracias por eso. Ayer me dijiste que estabas en deuda, recuerdas? Pues considérala saldada si es que había alguna.Cariños para tí!

IGNACIO dijo...

Esos te amos se quedan gravitando en la piel, del cielo de la boca, y asoman al exterior, sin tapujos.

Bs.

♥♥♥JOSELYN♥♥♥ dijo...

Un te amo y vuelve a estrenar mi boca, delicados y sublimes detalles, un gesto no basta siempre deseamos que vuelvan a extrenar como el primer beso. Abrazos y Bendiciones chau chau

Jorge Luis Freire dijo...

oye:

tú que eres bonita e inteligente. ¿Qué opinas de Hugo Chavéz?

More Baker dijo...

Ignacio, mis saludos y mi gratitud por estar por aquí. Espero que se repita.
Joselyn: linda, graciaspor tus comentarios, ciertamente siempre anhelamos que un beso no estrene la boca e inaugure la existencia.
Jorge Luis: gracias por lo de bonita e inteligente. Mira tú!!!
ero qué difícil me la pones? Qué opino de Chávez?? Tienes al menos un par e días para explicarte? Porque la verdad mi inteligencia, seguro te decepciono, no llega hasta tanto.
Saludos Jorge!