lunes, 21 de enero de 2008

UNA CHICA COSMO


Mi amigo Ernesto me envió hace unos meses un texto de Pablo Coelho llamado “Cerrando Ciclos”, que me hizo rememorar ciertas lecturas que hicera cuando adolescente, como por ejemplo Juan Salvador Gaviota, Tus Zonas Erróneas, La Magia del Poder Psicotrónico, la trilogía El … más grande del mundo de Og Mandino y algunos textos que escribió Conny Méndez. El boom de esta tipología textual, se produjo probablemente a mediados de la época de los 70, aunque para ser justos, de autoayuda se escribe desde hace muchísimos años, sobre todo desde que la Psicología Moderna se desarrolló y tomó auge. Así nos encontramos con títulos muy sugerentes como: Amar y no depender, Cómo decir no sin sentirse culpable, Desarrolle su autoestima y pare usted de contar. Por allá en los 80, como dije leí algunos. Los de Mandino los disfruté, también el de Wayne Dyer. Dejé a un lado estas lecturas en las que también incluí las iniciativas de Vanidades y Cosmopolitan como auto ayuda. Pues, quién no resolvió aquellos tests cuyos títulos eran tan persuasivos y atrayentes como Las siete armas infalibles para levantarse al jefe, Cómo ser la otra sin sentirse culpable o Seduzca a su hombre: 10 pasos infalibles para conseguirlo” (epílogo y todo) ¿No es esto autoayuda? ¿Cuántas mujeres, adultas o adolescentes no resolvimos estos tests, no pusimos en práctica los consejos de estas genias, a quienes más de una vez nos imaginamos como las versiones femeninas de James Bond?. ¿Cómo desperdiciar tantos años de sabiduría puesta al alcance de la mano por unos cuantos bolívares?.
Recuerdo, ahora que ando sacudiendo la memoria, que hice uno cuyo título era: Tú mejor amiga te quitó el novio… ¿Quieres saber si le guardas rencor? (¿y qué hago? ¿Llamo a Billos y armamos la rumba entonces?, me preguntaba yo) Tendría unos 16 años y la verdad no era mi novio, pero me gustaba el condenado. Así que, papel y lápiz en mano, procedí a hacerme el test, compuesto de unas 10 preguntas. Como ustedes saben, cada pregunta tenía varias alternativas, las cuales tenían un valor diferente. Los esperados recultados los buscaba uno al final de la última página y volteado. Naturalmente la recomendación era : no vea los resultados antes, sea honesta con usted misma. (Honesta la Madre Teresa, coño, me decía yo)
En esa última página, bien chiquito y volteado , encontrábamos algo así:

Si usted obtuvo entre 45 y 60 puntos: usted es una santa. Procure ver como se mete a monja o se alista como voluntaria en la Cruz Roja y si es la Internacional mejor, de modo que se prive de ver a su familia y el sacrificio sea grande pues su generosidad no tiene límites.

Si obtuvo entre 30 y 44 puntos: Bueno, usted es una persona sensata. Sabe aceptar ciertas derrotas, pero no olvida con facilidad. Tarde o temprano dará su zarpazo. Usted es de las que piensan que la venganza, como la chuleta de cerdo, es mala para la salud, ¡¡ pero qué manjar de dioses es!!

Si obtuvo entre 22 y 29 puntos: Debe ir a un psicoanalista. Culpa a la muy desgraciada, pero quiere retorcerle el pescuezo, para después volverse a sentir culpable y así sigue en ese círculo vicioso. Usted se encuentra a la traidora y ¡Amiga, hola cómo estás?… qué bueno verte! Ya sabes, como dice la gaita, sin rencor querida. Pero cuando la mujer da la espalda: sucia, desgraciada, ojalá y… No puede seguir así. Decídase. Déjese de titubeos. Actúe y ¡ya! Recupere su autoestima.

Si obtuvo entre 15 y 21 puntos: Usted es un peligro para la humanidad. Deje su dirección aquí para mandar a internarla de una vez en una Penitenciaría. Freddy Crouger es el niño Jesús comparado con usted: no sólo quiere asesinar a la susodicha sino a toda su familia completa y si por ahí encuentra a sus amigos, pues a ellos también le pasa factura. Usted es más peligrosa que un mono con una hojilla. Necesita un psiquiatra, un psicólogo, un sacerdote y un shaman.

Bueno, uno se quedaba como pensando el asunto. Y no era para menos. No recuerdo cuál fue mi puntuación. Pero creo que la amiga en cuestión murió en esos días. Jajaja, bromeo. Por fortuna dejé a un lado las Vanidades y las Cosmopolitan. Mi tía, quien vivía con nosotros, era quien las compraba y se mudó a otra ciudad llevándose con ella todas las revistas. Y comencé a leer Selecciones. Después mi papá comenzó a comprar, la verdad no sé ni porqué, Mecánica Popular. Confieso que leí algunas. Pero no tenías tests. Ni siquiera un miserable crucigrama. Renuncié. Después me fui a la universidad, donde sí los encontré. Porque verdaderamente nuestras universidades y nuestros liceos se convirtieron un buen día en una gran fábrica de tests:
¿A cuál de las siguientes corrientes literarias perteneció Andrés Bello?
a) Al Vanguardismo.
b) A los independientes con Piñerúa
c) Al criollismo mágico
d) Al Movimiento V República
e) Al ELN


Uno como que siempre termina siendo una chica Cosmo.

6 comentarios:

3rn3st0 dijo...

Mi querida, amada, apreciada, admirada y bella More Baker. Hacía días no escribías, de hecho desde hace nueve días. Siempre extraño tus escritos y siempre por una razón bien particular: Tu sarcasmo es único.

Bueno, ahora me retiro, no sin antes enviarte una gran sonrisa y un abrazote bien fuerte. Chau :-)

More Baker dijo...

jajaj, eso le dirás a todas!! Mi querido Ernesto, estoy full de trabajo y algunos proyectos que quiero realizar. Así que bueno escribo menos.
Yo también te extraño. De hecho he ido a verte y a leer tus buenos escritos.
Te devuelvo el abrazote.

Martha Beatriz dijo...

Usted tiene un tapón quemao chama ;) que divertido, y quiénno allá visto la página al revés pá saber pá donde iban las respuesta es una cobera (porque la verdad no veo a los chicos perdiendo el tiempo a menos que se vean rabos y senos). Un abrazo!!!

juan rafael dijo...

Nunca hago esos tres de puntos, ¿para qué? si se que voy a ser de los mediocres.

Yudith dijo...

Mi primera visita a tu blog, y me encanto! La manera de exponer ideas y situaciones, bien! Saludos.

Anónimo dijo...

aquí les dejo un verdadero test para saber si sos una chica cosmo... http://todaslasideasjuntas.blogspot.com/2008/08/test-para-saber-si-sos-o-no-una-chica.html