sábado, 9 de febrero de 2008

El maravilloso mundo de Disney




De alguna forma uno comprende que haya en este país todavía gente adeca o copeyana. Lo veo como esas madres que tienen a un hijo preso por drogadicto o criminal y con todo y eso acuden religiosamente a la prisión todos los domingos a llevarle ropa y a contarles los últimos chismes de la familia o el barrio.
Hay algunos de esta especie que callan sus inclinaciones políticas, quién sabe si por cierta vergüenza o por conveniencia. Pero hay otros que las exhiben con tal cinismo, con tal desvergüenza que la verdad se le espeluca el cuerpo a uno. Estos últimos se ven mucho en los medios de comunicación, disfrazados de comunicadores y de periodistas ´"objetivos"; los encuentra uno en los cargos públicos, moviéndose como camaleones, gozando de las bondades del Estado putrefacto que dejaron en la 4ta y que forma parte aún de esta tragedia que es el país.
En fin uno puede entender estas cosas si hace un esfuerzo, a final de cuentas fueron 40 años de “afectos” Y nosotros los venezolanos somos de un sentimental que ni Libertad Lamarque en Rosas blancas para mi hermana negra” Pero de allí a “alegrarse cuando Carlos Andrés alza la voz” para decirle a Chávez que es un hampón de baja ralea, caramba la verdad eso rebasa cualquier esfuerzo de entendimiento. El entrecomillado pertenece a las palabras de una periodista de este país quien además expuso en su blog, de manera franca, las razones por las cuales CAP es algo así como su héroe personal y el objeto de su afecto.¡Qué tal! Ella siente un profundo afecto por quien durante dos períodos presidenciales robó, junto a otros iguales que él, el tesoro nacional; digamos que profesa su cariño hacia quien saqueó y robó este país hasta que le dio hipo y quien fuera separado de su cargo por delitos de corrupción y malversación de fondos y quien anda en el mundo enfermo, dando lástima, además de este tipo de declaraciones, y pidiéndole como siempre, disculpas de rodillas al rey en señal de la más franca devoción de lacayo, es decir, representando el papel que siempre representó. Por ahí anda, como si nada, insultando a Chávez, (o diciendo la verdad, como usted quiera asumirlo) como si él tuviera AUTORIDAD MORAL para criticarlo, a él o cualquier funcionario bicho de este u otro gobierno.
Esta es la ventaja de los blogs: la gente generalmente expresa sus más extraños sentires y se inclina a expresar lo que probablemente a vox populi quién sabe si haría. Y bueno, los comentarios ni se diga. Hubo una ciudadana que me dejó boquiabierta. Es más estoy a punto de pensar que esas respuestas son inventadas, que alguien las coloca allí con un propósito que aún no comprendo. Se trata de una argentina que admite, sin pepitas en la lengua, que es un “verdadero lujo escucharlo y leerlo” (a CAP)
Entonces yo leo estas cosas, yo sé que hay venezolanos que se hacen eco de ellas, que las celebran y no puedo sino evocar aquella imagen horrible y feísima de Carmona leyendo el maldito decreto y la comparsa de focas, esas que tanto criticamos hoy en la AN, aplaudiendo semejante barbaridad, semejante despliegue de cinismo, con un júbilo casi paranoico.
Y cuando evoco eso no puedo sino desear que esa gente, que sólo puedo asociar con los nazis, jamás vuelva a tener ni siquiera la prefectura de Cumarebo en sus manos; sólo alcanzo a desear que esa plaga que vendió la Patria por 4 lochas, que nos robó 40 años de vida, y de la que Carlos Andrés Pérez es su más fiel representante, esa plaga, NUNCA MÁS vuelva a devorarnos.
Yo no sé qué vamos a hacer con esta cuerda de locos que tenemos gobernando. La verdad no he dejado de criticarlos, no he dejado de decir y de escribir aquí mi completa desilusión por ver más de lo mismo de quienes esperamos otra cosa. ¡Y con cuántas ganas esperamos… en vano!
Pero pa atrás, más pa atrás, como dice el dicho, ni para agarrar impulso.

8 comentarios:

3rn3st0 dijo...

En estos días me preguntaron si ya me había preinscrito en el PSUV... ¡Nunca he sido adeco y ahora, después de viejo no lo seré!

Una cosa es la guanábana y otra (idéntica) es la pumarosa, la una verde por fuera y blanca por dentro, la otra roja por fuera y...

CAP es un leguleyo, al igual que muchos de los que estuvieron antes (¿o debería decir ahora?). No soy quien, mi bella valenciana, para decirte como pensar, pero si puedo mostrar lo que creo. Hoy, HOY POR HOY, estamos gobernados por adecos vestidos de rojo, y no es que ser adeco sea malo, lo malo es la manera de pensar y actuar. No por ser blanco soy racista, o por ser musulmán soy terrorista, no se si me explico.

Antes, ahora y siempre ¡INDEPENDIENTE!

More Baker dijo...

Amigo, por supuesto que nos siguen gobernando los mismos. Por eso digo adecos o copeyanos disfrazados que uno sigue encontrando en todas partes. Y eso es natural . La gente de este país antes del 99 era adeca o era copeyana. Unos cuantos bolsas éramos del MAS o del PCV o a lo sumo independientes, pero la mayoría, la inmensa, era verde o blanca.
CAP n o es ningún leguleyo amigo, es un ladrón con todas sus letras. Preso debería estar con estos otros de la 5ta.
Un besote.

Nany dijo...

Esa peli siempre me gusto...
Hace 40 años o ahora, lo que pasa en Venezuela no parara hasta que el Venezolano promedio no entienda que el pais es suyo y que el que lo preside solo gerencia.
Quizas algun dia se entienda que el ser presidente es solo un cargo y no una paternidad autoinfligida con bono especial...
Besos Poeta!!!

Martha Beatriz dijo...

Mi querida, parece mentira que muchos venezolanos sigan viviendo con la mentalidad del agradecimiento por los favores recibidos, Caldera me dió una casita, soy copeyana, CAP me dió una bequita Mariscal, soy adeco, como si para esas cosas no hubiesen sido elegidos, para ejecutar en bien de los ciudadanos sin tener que agradecerles nada; pienso que esto es parte de la llamada fidelidad de muchos a los viejos esquemas. CAP? su solo nombre esta asociado con derroche, con inmoralidad, con ignorancia, con abuso, con represión: lo peor no es lo que diga, sino que aún haya gente dispuesta a darle algún peso a sus opiniones. Un abrazote.

More Baker dijo...

A mí en cambio no Nany. Aunque al parecer uno termina por resignarse. Ellos n o entienden, es verdad, que son CARGOS, es decir perciben un sueldo por eso, igual que otra persona. Se montaron y a robar se ha dicho!! Amiga qué cansancio!!!
Es cierto Beatriz, me impacta eso de que todavía haya gente que dedique aunque sean 2 minutos de su tiempo a ese bicho. Que haya gente q ue celebre su existencia.
¡Qué tal!
Abrazos para tí, bueno el cuento de "Oscar de León"

Nostalgia dijo...

por lo general, ni siquiera son cargos o casitas los que se agradecen a estos señores.
es el haber estado "donde hay", el haber ostentado puestos de poder lo que envilece ( a algunos)

gracias por tu visita.

More Baker dijo...

Pero de lo que si no hay duda es que este pueblo, entre otras cosas, es muy agradecido.
Saludos Nostalgia!

juan rafael dijo...

Una cosa es lo que se quiera y otra bien distinta, lo que se haga, y en cada caso, nunca llueve a gusto de todos.
Besos.