lunes, 3 de marzo de 2008

Un minuto de silencio


La historia cuenta que a la antigua Unión Soviética le costó sus años deshacerse de la peor catástrofe que viviera ese país, como lo fue el régimen zarista: hambre, jornadas de trabajo de 18 horas, miseria y la más abominable opresión de las clases bajas jamás vista sobre la faz de la tierra. Un proceso revolucionario apoyado en las teorías de Marx y lideradas por el famoso Lenin, dieron paso a lo que se llamó desde entonces una revolución socialista, doctrina según la cual aquí todos somos iguales, o se pretende que así sea, y el que no lo entienda que se largue o calle para siempre. Desde luego, me pareció Stalin un hombre serio y de pensamiento riguroso y no me lo puedo imaginar tirando una moneda al aire, si es cara me estudio los tratados marxistas y le echo pierna a la revolución y si es sello me voy pa Siberia, secuestro gente unos 20 años a ver cómo me va.
Así a partir de esos tiempos, (algo similar había ocurrido en Alemania) sabemos de algo que se llama socialismo como práctica de vida y no como mero sueño, aunque mi profe de Sociología siempre habló de la URSS con cierto tono despectivo y a mis 16 años aludía un tal colectivismo burocrático que yo tuve que resolver en los libros, de la pena que me daba preguntarle algo que parecía tan obvio.
Todo se momificó junto con Lenin, cuando en 1991 a Gorvachov le dio como que fastidio aquello de sentirse ajeno del mundo y entonces decretó la apertura, la posibilidad tan contemporánea y moderna de comerse una hamburguesa en un Mac Donalds frente a la Plaza Roja, o en el mismísimo Leningrado. Que si pa esto no sirve la port modernidad, pues, pa que más carajo sirve.
Con Cuba fue distinto, el socialismo como tal llegó después de 1959, y su instauración, con bases ideológicas también marxistas, se la debemos a la trilogía Fidel-Guevara-Cienfuegos. Empezaron a revelarse desde 1953 o algo así, o sea que si sacamos cuentas, les tomó unos 6 años comenzar a poner en práctica los planes que habrían de llevarlos al triunfo en el año de 1959. Lo que pasó después ya lo conocemos: al que no le gustó el asunto ese de ser socialista, de que aquí mando yo y a la mierda los imperialistas, digan lo que Rubén Blades: hazme la maleta que me voy, tan, tan, tan, tan! Luego de lo cual mucha gente emigró a Miami o a España o a algún recóndito lugar de Venezuela dizque porque el clima y el carácter de la gente se le parecían mucho.
Tampoco, llegado a este punto, me imagino a Fidel haciendo el papel del zorro y en la noche cuando cae la luna, espada en mano y en los lomos de trueno (¿?), salir a combatir al opresor secuestrando gente por allá en las costas de la Habana.
Así llegamos a estos muchachos de las FARC, caso atípico y extraño de Revolución. Para una ignorante como yo, sorpresa fue descubrirlos compatriotas y camaradas hace un par de días, luego de que el ejército colombiano, así como por pura inteligencia, descubrieron donde se encontraban y masacraron a 16 de ellos, entre los cuales estaba el segundo al mando del movimiento. Bueno a decir verdad, nosotros los latinoamericanos tenemos una forma inusual de hacer nuestras propias versiones de las cosas, llámese democracia, revolución o la más simple cachapa. Resulta que, hace más de 40 años esta gente está haciendo la Revolución por estos lados del continente y yo ni me había enterado (qué vergüenza) Resulta que invocan el espíritu de Marx, y el aliento de Lenin; que tienen como norte, al igual que Fidel y cuanto gobernante ruso tuvo a bien administrar el frío, destruir al Imperio norteamericano porque tanto desgraciado suelto es nocivo para la especie, y razón no les falta.
Sorpresa para mí y la vergüenza no me cabe en el cuerpo, fue descubrir que este grupo lleva más de 4 décadas secuestrando, torturando y matando a gente con el pretexto de que el Capitalismo y los Estados Unidos y Lassie y la Sirenita, sin que se hayan preguntado, pero bueno después de tanto tiempo, ¿cuáles son los frutos verdaderos y los objetivos revolucionarios que hemos alcanzado? Puesto de otra forma: Fidel y sus seguidores querían cambiar el rumbo de un país sometido y humillado por el Imperio. Se formularon estrategias, se hicieron planes, murió gente aliada y contraria, pero el fin era único: sacar al Imperio e inventemos nuestra propia historia. En Rusia lo mismo: acabamos con el régimen zarista, queremos justicia para el pueblo y eso será, así haya muertos de ambos lados y que Dios nos ampare.

Pero estos muchachos, ¿qué es lo que finalmente quieren? ¿Será que hay revoluciones eternas y Gorvachov ni se enteró?

No, a mí que alguien me explique porque la verdad yo tengo días amaneciendo de una ceguera cerebral que ni les cuento. Porque la muerte no es que uno la celebre; porque no es que uno no entienda que Uribe le dio la gana y se metió en Ecuador como perro por su casa, el muy hipócrita, el muy estafador; pero de ahí a que me una al duelo que aflige a la familia tal, por la trágica desaparición de quien en vida fuera máximo representante de tal y cual y dedicó 50 años de su vida haciendo la revolución, invocando el pensamiento marxista y el espíritu del ánima de la Yaguara, Oye!!! De ser así, y aunque suene a lugar común, aquí tendríamos entonces que guardar un minuto de silencio todos los lunes por los muertos de los fines de semana. Esos son también revolucionarios. ¿No han perdido su vida por un par de zapatos Nike?; verga, no representan los zapatos Niké al Imperio, o es que esta es una herencia yanomami? Camaradas y revolucionarios son también quienes se mueren de mengua en un hospital; ¿No son esos los que se la pasan luchando contra el Imperio, contra el sistema capitalista y burgués de este gobierno revolucionario? ¿No somos todos revolucionarios cuando nos enfrentamos a la cáfila de burócratas y burgueses que se despachan y se dan el vuelto desde los ministerios de este país?
Verga a mí no me estén pidiendo que haga un minuto de silencio por alguien que decidió que taparse el rostro, poner bombas y traficar con la vida ajena, era o son labores revolucionarias.
A mí esta porquería de Historia me enseñó otra vaina muy distinta. Las revoluciones se idean y se planifican a sabiendas de que habrá sacrificios materiales y humanos. Las revoluciones se ejecutan pensando de alguna manera en aquello de “la máxima felicidad posible” para el pueblo. La revolución tiene un único destino: la reivindicación de los derechos de los excluidos y ultrajados. Y yo por ningún lado de las FARC, ni aun entonando canciones revolucionarias, ni enalteciendo el espíritu de Bolívar, ni aun invocando el alma de Jorge Eliécer Gaitán, en las FARC, no veo eso. No, qué va, camaradas míos no son las FARC. Camaradas míos son los chamos de la escuela que tiene que calarse al Imperio en la persona del supervisor de la zona educativa, regañando a la maestra porque ella todavía no les ha explicado que Páez era un traidor. Camarada y revolucionario es Carlos Quintana un alumno mío, al que el mismo supervisor le preguntó quién fue Negro Primero y él le respondió sin que tuvieran que pasar 40 años y sin cubrirse el rostro: Michael Jackson, después de lo cual le explicó quién fue Pedro Camejo.



8 comentarios:

cruzado dijo...

Tal vez ya estamos entendiendo para que Chávez compro tanto armamento...aunque en mi opinión personal no creo que se atreva a iniciar un conflicto con Colombia

TOROSALVAJE dijo...

Yo he odiado toda mi vida el fascismo, Pinochet, Hitler, Mussolini, Franco, etc, desués con el tiempo he visto los crimenes silenciados por la "izquierda progresista" Stanlin, Pol Pot, y algunos más de esa calaña.

Mi conclusión, unos y otros son unos asesinos.

La gente no sabe que Stanlin mató a casi el triple de personas que Hitler. Los vencedores escriben la historia, pero investiguen y verán.

Todos me repugnan.

Besos.

Martha Beatriz dijo...

Mi conclusión es que estos muchachones de las FARC perdieron el rumbo: que el narcotráfico y las vacunas y el secuestro, ah, que eso dá billete y este, corrompe. No me imagino un pueblo que quiera que alguien que ha intentando tomar el poder por medios violentos - ah perdón, si me imagino uno - lo gobierne y tenga participación política en su futuro. Como diría Harry el sucio en una de sus películas, la gente que se instaura asi - Harry nos hablaba de los que hacen justicia por su mano - terminaran ajusticiando a los dueños de perros que no le limpian el desatre al animalito. No no les veo objetivos sino de seguir instaurando el terror, mientras este les sea productivo. Un abrazo comaé.

juan rafael dijo...

Pues eso: un minuto de silencio.

Catalina Zentner dijo...

Muy bien enfocado, More, a conciencia y con valentía.
Fuerte mi abrazo para tí.
Catalina

Quillén dijo...

Las ideas revolucionarias de las FARC huelen a dólar... Por la guita baila el mono, así de simple. Revolución... pindonga! Somos tan básicos los seres humanos, tan predecibles, sobre todo los despreciables, todos iguales, no importa de qué lado militen.
Saludos amiga.

More Baker dijo...

Quillén: amiga, tienes razón. Pero debe haber gente valiosa, ojalá porque sino estamos destinados a la destrucción.
Abrazos, hermana!

Juan: entiendo tu ironía!
Abrazos,querido.

Cata, qué dulce eres conmigo. Gracias mi amiga!!

Beatriz, comae, yo entiendo que Chávez dio su golpe de estado, pero estos qué será lo que finalmente quieren? Porque para optar al poder debían hacer lo mismo que Chávez? Yo la verdad, no entiendo el asunto.
Abrazos, linda!

Toro: esos que mencionas son aquellos por los cuales uno siente vergüenza de la especie. Sin embargo hay otros que a su manera, están haciendo lo mismo y entre ellos incluyo a Uribe, no por haber masacrado a esta gente, otras cosas peores y más viles ha hecho, la verdad.
Besos amigo.

Fernando, tú sabes más que yo. Creo que van a pasar cosas serias y difíciles para todos nosotros... ojalá que no.

Estrada dijo...

Creo que si los capitalistas neoliberales tambien fascistas, e imperialistas, le dijeran a la dirigencia de los pobres, es decir al proletariado organizado (que lo no esta)aqui esta el poder, se podria evitar las guerras internas, como no ocurre así y regularmente se defiende la burguesía, con su brazo armado, digase la policia, los militares, inteligencia, para defenser su sistema y comienza la matancinga y la defensa de la vida y las ideas por las armas,,, es dificil esto.... pero comulgo en que si se pierde el norte la ideología y la razon del origen, todo movimiento esta destinado al fracaso.