domingo, 30 de noviembre de 2008

La Oposición en el eje de Coordenadas Cartesianas


Uno a veces se pasa de pendejo. Uno se dice terminaron las elecciones, aquí están los resultados, la oposición ganó 5 gobernaciones y el gobierno 17, la oposición ganó tantas alcaldías , 1925,32 supongamos, y el oficialismo ganó 3344,89, sigamos suponiendo. La noticia debería durar hasta el día siguiente, a lo sumo. Pero no, no hay descanso. Los medios las hacen del mismo material con que fabrican las pilas Duracell, y duran y duran y duran, hasta que aparece o “crean” otra (en lo cual se han vuelto expertos), de igual naturaleza. Hace una semana que fueron las elecciones y todavía aquí es domingo. La verdad, desde hace mucho tiempo nada distinto al hecho político es noticia de primera plana. La cultura, en ninguno de sus espacios, por ejemplo, es noticia digna de portada. Tampoco las hay buenas, al menos no en los medios de comunicación privados en los cuales estos asuntos son tratados con la brevedad de un obituario.
Actualmente los noticieros y los programas de “opinión” nos bombardean, de acuerdo a su tendencia política con:


a) Una oposición que jura que ganó las elecciones y está de lo más contenta. Efectivamente, no hay manera de que entiendan que 17 es mayor que 5 ni que 1925,32 es menor a 3344, 89. Matemáticamente hablando y recordando a Descartes, fundador del sistema de coordenadas cartesianas, la oposición anda sacando cuentas con los números situados en el lado izquierdo de las ”X” y en el lado inferior de las “Y”. Tanto que debe haber sudado el filósofo, quién sabe cuántas noches se acostó con dolor de cabeza por hacer semejante abstracción, semejante esfuerzo intelectual, para que vengan estos muérganos a echar pa atrás más de cuatro siglo de luces, celebrando sin más ni más que 17 es menor que 5. Sí señor, a la oposición le sabe a plin Descartes y Baldor. Qué quedará para nuestra lumbrera criolla, el profesor Navarro.


b) A cuenta de, el chavismo-gobierno también anda de lo más feliz afirmando que aquí hay chavismo pa rato. Que si se acaba el petróleo, exportamos chavismo. Pónganse a creer que están gordos y no coman. Pónganse a creer que si estos delincuentes de corbata comienzan a trabajar, cosa que no hicieron nunca, no corremos el riesgo de que la gente vuelva a confiar en ellos.

La política es, a fin de cuentas, nuestro paisaje cotidiano, la sobremesa, y cuidado sino el tercer elemento en la cama.

De las elecciones, pasaremos de seguida a otro problema político: CONATEL, o sea Chávez, amenaza con cerrar Globovisión. Y ya empezó la lloradera: que si los derechos humanos, que no hay libertad de expresión y dónde estará Franklin Virgüez para que se tire al piso y el llamado a la marcha y muerte al tirano.¿Cuál es la noticia? ¿Dónde está la tragedia? Todos sabemos que no van a cerrar Globovisón. Sus dueños, sus empleados y hasta las paredes saben que eso no ocurrirá. Y no lo van a hacer porque aquí no hay leyes. De haberlas, ese canal tendría que estar cerrado por manipular la información, por mentirle al país en forma grosera y descarada y por participar cínicamente en el golpe de estado del 2002.



De las elecciones, pasaremos a la Asamblea Nacional que investiga a tiempo completo y con horas extras, otro problema político: la planificación de un magnicidio. Quieren matar al presidente. Pero Dios mío, cuál es la novedad si para nadie es un secreto de sumario que de Bush pa abajo, en este mundo hay mucha gente que quiere matar a Chávez. Sin ir más lejos una colega lo quiere matar porque no nos aumentaron el sueldo y el dueño de la bodega “Antioquia”, aquí mismo cerca de mi casa también lo quiere asesinar porque es negro. Entonces, ¿cuál es el asombro? ¿dónde está la sorpresa?. Ah, pero los programas de “opinión” de las emisoras oficialistas harán gala de su verbo y utilizarán todos sus espacios para denunciar lo que ya se sabe desde hace por los menos 9 años, y los de la oposición harán lo propio para decir que eso es mentira, que ellos son unos angelitos. Nojoda.


En ciertas ocasiones, de tanta decepción, uno amanece diciendo con Neruda “sucede que me canso de ser hombre” Y en ese cansancio también a veces amanece con el Maquiavelo vivito deseando un volcán en erupción, una nevada en los médanos de Coro que incluya Punto Fijo y las playas de Falcón, o por lo menos, un ejército descomunal de Mauricios Babilonia que nos garanticen una inundación apocalíptica de mariposas amarillas en todo el país, a ver si los medios reseñan, aunque sea por unos días, otra noticia, a ver si uno pierde, aunque sea por unos momentos, la familiaridad con la indecencia.
Es eso o desconectarse del mundo.



2 comentarios:

3rn3st0 dijo...

More, More, More... Tu siempre haciendo gala de esas descargas emocionales que de muchas maneras sentimos todos aquellos que habitamos en este pedazo de tierra llamado Venezuela.

Dices verdades cuando mencionas la triste realidad de noticias que sólo hablan de elecciones, ¿es que no han sido suficiente más de 8 años de continuas campañas electorales? ¿Es que deberemos seguir soportando tanta embuste por todas partes, tanta estupidez, tanta manipulación?

Quise escribir algo sobre las elecciones, de hecho me comprometí con quienes me leen a hacerlo, pero me sentí tan hastiado, tan sofocado por tanto de lo mismo que al final no escribí nada.

Si logras encontrar la manera de desconectarte, avísame, estoy interesado. Ojo, siempre y cuando haya manera de reconectarse luego ;-)

Saludos desde Guanare :-)

More Baker dijo...

Sí Ernesto a veces uno se siente así: hastiado, y justa es tu palabra: sofocado!
Gracias por venir, un abrazote pa ti.