viernes, 13 de febrero de 2009

Elecciones 15F



A diferencia del 2007, no creo que en estas elecciones haya chavistas que se abstengan de votar. Las razones, entre otras: el mismo Presidente se volcó a la calle a hacer campaña, no dejando en manos de sus “verdaderos” aliados, o sea Diosnegado, Jorge Rodríguez o Aristóbulo tal responsabilidad; los medios oficialistas realizaron una campaña exitosa, aprovechando los inmensos errores de la Oposición y ésta, en ese sentido, francamente estuvo de concurso. Probablemente sea en el sector de los Ni-Ni en los que el slogan “NO ES NO, basado en la mentira “REELECCIÓN INDEFINIDA” haga más estragos. El caso es que las cartas están echadas, sobre la mesa y boca arriba y este domingo se legalizará, ni dudas tengo, lo que en el papel no está escrito, pero que siempre fue praxis en nuestra vida “democrática”: la posibilidad de que una persona se postule a un cargo público las veces que desee y sea el pueblo quien DECIDA. Verbo errático. Decidir es cuando uno conciencia de las posibilidades, cuando uno tiene más o menos claro qué puede pasar si se toma esta u otra vía. Más que decidir, los venezolanos acudimos a votar por un acto de FE, acudimos a votar cifrando nuestras esperanzas justamente EN LO QUE NO SE VE, porque, ¿quiénes son los políticos sino vendedores de promesas? ¿No es un político, por definición un actor, o sea, persona con habilidades para “representar” un personaje de modo que pueda convencer al público? ¿Qué no ofrece un candidato cuando está en campaña aun sabiendo que no cumplirá porque está fuera de su alcance o porque cuando llega al poder se le olvida el asunto y a robar se ha dicho? ¿No prometió Caldera en su primer gobierno 100 casitas por año? ¿Dónde están las 500 casas? ¿No le creímos a Lusinchi, tan bueno él y tan pediatra y resultó ser, junto a su orquesta, un vulgar ladrón? ¿No volvimos a elegir a Carlos Andrés, Terminador II, guiados de la promesa de una salvación y presos de una falsa nostalgia? ¿No dijo Rómulo Betancourt que él era marxista? ¿No nos estafaron a punta de 40 años de promesas? Sin ir más lejos, ¿No dijo Chávez que él se iría una vez concluido su mandato? ¿No ha dicho y no dijo hace apenas 4 noches, que su mensaje es de amor y de paz, principios que se le olvidan cuando se molesta? Caramba, qué clase de amor es ese cuando mando a castigar a los míos porque según mi criterio se equivocan y me entorpecen los planes, qué clase de amor es ese que le da la espalda a alguien que me es leal.




Todos estos años hemos votado por un acto de FE. Así como los que piden a Dios esperando una respuesta lo hacen sin conocerlo, sin tan siquiera haberlo visto, así como se inclinan y le piden a un Dios desconocido, de esa misma manera, los venezolanos, hemos acudido a las urnas para manifestar nuestra FE, y a través de ella determinar quién regirá los destinos de este país, literalmente. Porque hace falta algo en esa expresión que es lo que le da el verdadero sentido a lo que se llama Democracia, y es “quien regirá EN NOMBRE DEL PUEBLO LOS DETINOS del pueblo. Los gobernantes obviaron ese “algo”, fingieron que no existía o sencillamente dijeron, bah que saben estas bestias de democracia.




De tal manera que durante años fuimos a votar por un acto de FE . Es factible que durante estos últimos 10, ese sentimiento no nos haya abandonado, pero si le preguntáramos a un ciudadano-pueblo cuántas veces sintió que las decisiones que tomó Pérez eran las suyas, si le preguntáramos a ese ciudadano-pueblo si Lusinchi fue su mejor reflejo, si tomó o fue partícipe de una decisión vital durante esos gobiernos, la respuesta muy probablemente sería un rotundo NO. En cambio, plantéele las mismas interrogantes a un ciudadano de estos días: encontrará quien también le diga que no, es verdad, pero un gentío le dirá que SÍ. Les dirá que sí 50 veces o más; les darán motivos, desde los más sensatos, desde los más apasionados y los más prácticos, hasta los más inverosímiles, pero se los darán. Porque por razones que a los anti chavistas les cuesta comprender, Chávez, con todo y sus errores, con todo y sus metidas de pata, de esas que uno dice, Dios mío de esta no se salva, con todo y que uno sabe que nos está mintiendo cuando habla de un tal gobierno revolucionario, semejante contradicción, con todo y eso, Chávez sigue encarnando un camino distinto, lleno de baches, de huecos profundos, y de trechos buenos, a veces árido y a veces humano, pero al fin y al cabo un camino por donde habrá que transitar mientras nosotros, el pueblo, construimos nuestras propias herramientas, tomamos conciencia de nuestro rol y hacemos la verdadera revolución. La verdadera Revolución. No está en manos de Chávez hacerla, pero he ahí el destino del líder, en sus manos está facilitarla.




Hace algún tiempo un vecino, mi veterinario, bueno el de mi perro porque yo todavía insisto en los médicos normales, me dijo algo que ahora traigo a la memoria a propósito de eso que llaman Destino. Me dijo él, conocedor de estas cosas de la metafísica, fíjense en los campos donde se discuten las razones del fenómeno, que Chávez tenía una misión muy importante que debía cumplir en nuestra Historia. Tengo la impresión de que él creía, como muchos creyeron y creen, que su misión es la de libertar, de allí para muchos, ese empeño de asociarlo con Bolívar. Pero intuyo otra cosa. Ciertamente tiene una misión de vida, como todos la tenemos, pero esa misión, intuyo, tiene que ver más bien, con la de facilitar los caminos, proporcionar las primeras herramientas para que el gran protagonista, el Pueblo, sea en definitiva quien decida los rumbos de su propio Destino. Ese tiempo habrá de llegar. Quién sabe si estaremos los mismos para el día de ese parto, pero por lo menos seremos testigos de cómo el vientre se le hincha a esta tierra que habrá de parir los hijos que le darán la Libertad.




Así que me cargo al lomo los encontronazos conceptuales que a veces tengo con el Presidente, las ganas que en ocasiones, haciendo uso de mi legítimo derecho, tengo de decirle que por favor guarde silencio, y este domingo voto, acompaño su propuesta, y digo SÍ A LA ENMIENDA

6 comentarios:

馬修 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Jose Barriga dijo...

Que asco de BLOG

More dijo...

Sí,vale desde que tengo los videos de Rosales, la foto de Marcel Granier y los videos de los estudiantes esos gafos de la oposción, así como gafo debes ser tú, la verdad es que el blog se me ha vuelto un verdadero asco.

Eugenia dijo...

More...
Sinceramente no puedo creer en un San Hugo..es el mismo y peor daño que los 40 años anteriores.. ¿hasta cuándo pondremos en manos de los demás lo que nos toca a nosotros?

A Chávez le agradezco haber crecido conociendo mi Constitución y dándome cuenta de los medios participativos que tengo. También le agradezco las iniciativas, misiones... pero amiga... Por más San Hugo que sea, 14 años son suficientes.. el DINERO que ha entrado aquí ha sido MAS que suficiente para incluso haber dejado de depender del Petróleo. Y obviando esas pequeñas cosas, San Hugo es un ser humano y en consecuencia, se corrompe.. Es muy sabroso ser gobierno... lo sabemos..
¿verdad?

Un abrazo y que pase lo que tenga que pasar pero que sea lo más conveniente para todos.

More Baker dijo...

Eugenia, y n creo en Chávez como en un santo. Creí que había sido explícita cuand dije que Chávez era un camino por el cual transitarporque era el único que nos había dado esas herramientas o esas cosas que tú misma dices que le agradeces con las cuales tendremos nsotros que trabajar y seguir inventando otras que nos funcionen, esté no esté Chávez.
Y sí pjalá este triunfo sea lo más conveniente para todos. Ojalá por lo mens en ests 4 años que quedan se pueda trabajar tranquilamente. Y cada quien pueda hacer lo suyo.
Abrazos para ti.

Cruzado dijo...

Ojalá por lo mens en ests 4 años que quedan se pueda trabajar tranquilamente. Y cada quien pueda hacer lo suyo

Y tu piensas que en esytos años se ha podido vivir tranquilamente, que cada quien podra dedicarse a los suyo cuando tu presidente lo primero que haces ponerse a internenir empresas de alimentos que tratan de sobrevivir a los controles de precios y a producir a perdida

Cuento tu presidente solo sabe sabotear las gestiones de los gobernadores y alcaldes opositores


No hay peor ciego que el que no quiere ver