lunes, 22 de febrero de 2010

CAMBALACHE

Los desposeídos tienen un mundo que ganar
Karl Marx

En los días en que el terremoto sacudió a Haití, recibí muchos mails en los cuales se nos sugería envolver (en nuestro pensamiento) el mapa de Haití es una inmensa luz violeta, color que para la Metafísica tiene el poder de transmutar lo negativo en su contrario. El ejercicio sugerido continuaba en imaginar el mapa de Haití bajo una Luz de color rosa, color asociado con el amor. Otros correos nos invitaban a la oración y en general a inundar con pensamientos de Luz a la población y el territorio haitiano.
Algunas lecturas previas había hecho con respecto a estas cosas de carácter si se quiere religioso que despiertan cierto interés en mí. Y bueno, la mente siempre se mantiene allí despierta, detectando las posibles disonancias, las cosas que no terminan de convencer bien sea por los conceptos que ya traemos o porque nos resultan realmente ilógicas. Por ejemplo, cuando reviso los esfuerzos por la difusión de las “nuevas enseñanzas” siempre me resulta sospechoso que los talleres o conferencias tengan costos y que la mayoría de ellos sean tan elevados: siempre me ha parecido que los conocimientos o el arte, son patrimonio intelectual o espiritual o cultural de la Humanidad, vale decir gratuitos. Por otra parte, raro también me resulta que las personas que supuestamente tienen “contacto” con seres superiores no son personas pobres o latinoamericanas (en su mayoría, me refiero) y que circulen “supuestas” fotografías en las cuales el aspecto físico de ellos (los contactados) es el de un “gringo”: cabellos rubios, ojos azules, nariz perfilada, etc, etc. Tanto fue que un día le pregunté al respecto a mi amigo José Luis (Baudet) y con su voz tan bella como es él, me confió que sí, que cómo no, que extraterrestres negros había pero que no me preocupara por eso pues ellos en realidad no tienen aspectos exactamente humanos; si se ven como tales es para que a quienes los “ven” les resulte agradable o familiar su apariencia.
En fin que el acercamiento a esta literatura no me ha servido para dejar de pensar que el mundo es una porquería, pero sí para modificar el sentimiento con que asumo eso. En principio que tal porquería no tiene nada que ver con la existencia de Dios: esto es sin duda obra de la Humanidad y de muy poca de ella por cierto.
Saber que anualmente asesinan de hambre a millones de personas en el planeta es francamente triste; saber que familias enteras se “alimentan” de los escombros que se depositan en los depósitos de basura es un despliegue de maldad insolente  cuando, a diario,  con toda la comida que hay en el mundo se podría alimentar a dos veces el número de personas que lo habitan. Saber que hay mucha gente desgraciada porque no tiene dónde dormir y que hay personas que viven solas en inmensas mansiones y no sólo tienen una casa sino dos y tres y diez, realmente deprime.
El mundo es una porquería y eso no tiene vuelta de hoja. Si lo es más ahora que antes no importa. Y saber que ya no hay remedio resulta más que doloroso porque eso es comprender que el espíritu humano ha sido estrangulado por las manos siniestras del odio, de la desidia y por sobre todo de la avaricia.

Me temo que no es suficiente una oración para cambiar esta situación. Para suavizarla un poco a lo mejor, y eso es realmente un logro, pero para cambiarla, para erradicarla, lo dudo, ni siquiera en el hipotético caso en que toda la Humanidad se pusiera de acuerdo y a una determinada hora elevara una oración  honesta y franca para impregnar con ella al planeta y el alma del Hombre. Sobre todo el de aquellos que han provocado esta hecatombe, esta fisura en nuestros seres.
No hay amargura cuando digo que el mundo es una porquería, porque, y he allí la paradoja, el mundo lo es, pero no la Vida. No la Vida.
Le he buscado explicaciones “terrenales” al asunto y siempre termino asombrándome con Darwin: todas las criaturas de la tierra luchan por su autoconservación, por su sobrevivivencia. Es increíble pero el único ser que lucha por su destrucción es el Hombre.
Cuando no le encuentro la lógica a todo esto, entonces la busco en eso que podríamos llamar lo “extrasensorial” .En esas ocasiones, he pensado que este Planeta es algo así como uno de los infiernos por los que transitó Dante. Sólo eso, uno de los infiernos, pero no el peor. Por debajo (debajo es referencial) de él debe haber otros mucho peores y por encima también debe haberlos sólo que menos dolorosos, y después en esa escala debe existir aquel que es el paraíso que todas las religiones prometen.
Este es, o sería, un infierno un tanto amable: cuántos recursos no tenemos y con tanta abundancia y cuán bello y perfecto no es este planeta. Sea como sea, algo tenemos que venir a aprender aquí y eso que aprendemos quien lo imparte casi invariablemente es el dolor (físico o emocional) y el dolor sólo tiene cabida en un infierno, de modo que es el dolor el gran maestro de este nuestro pequeño infierno.
¿Significa esto que hay que rendirse? ¿Significa esto que hay que entregarse a las lamentaciones con resignación el dolor? ¿Significa esto que hay que abandonar la lucha?
No. De ninguna manera. Es justamente para no rendirse la razón por la cual el dolor es el gran maestro. Es justamente porque con el dolor la enseñanza se ve en su real dimensión, la causa de su existencia. Por alguna razón que todavía es un misterio para mí, el corazón humano que ha sufrido enormemente, es capaz de darle una dimensión distinta e invalorable a aquello que ha sido la causa de su padecimiento. Por eso el que ha pasado tiempo viviendo preso en un sótano comprende el exacto valor de la Luz como no la comprende quien siempre ha disfrutado de ella. Comprende el exacto valor de la Luz y entiende asimismo el de la oscuridad. Por eso también quien ha pasado hambre valora la humildad de un plato de comida y bendice el medio que usa el Universo para proporcionárselo, mientras que, el que no, vocifera ante la simpleza de los alimentos. Por eso entiende el valor de la comida y entiende el sentimiento de aquel que padece de hambre.

En este panorama del dolor como fuente de aprendizaje ¿cuál podría ser entonces el sentido de la vida?
El servicio. Ponernos al servicio de quienes están oprimidos, necesitados, desamparados.
Para eso también existe un maestro, uno que la torpeza humana no ha dejado ver: la propia Naturaleza. Ponernos al servicio de quienes nos necesitan no es difícil si contemplamos, si oímos, los actos de servicio que tiene la Naturaleza. Dar es natural, los árboles no se guardan sus frutos, ni sus flores, ni su sombra. El mar no guarda para sí sus peces. Los pájaros no se guardan su canto. Las rosas no se niegan abrirse; los senos de una madre no se guardan la leche. Para todos ellos no dar, retener, resulta doloroso, equivaldría a su muerte. La Naturaleza nos enseña una ventaja más: dar implica una constante renovación de lo que se tiene. Si el tallo no soltara el fruto no habría espacio para que brotara el otro fruto y el otro y el otro…
Es bueno que usted envíe energías de amor en forma de luces rosa, violeta o como fueren, al que lo necesita, pero acompañado a eso, bueno sería que existiera la acción, de tal manera que el pensamiento no pierda su fuerza y su valor.

Los grandes Maestros no se conformaron con el “buen” pensamiento. Sus vidas son un compendio de acciones en dirección al servicio, al auxilio de aquel que nos necesita.
Jesús no se quedó en la comodidad de "su reino", o si lo prefiere, Jesús no se quedó en su casa: salió a predicar, a decir, a buscar modificar la conducta de quienes oprimían y abusaban de otros; salió a aliviar al enfermo y al que sufría. Salió a arrojar luces sobre las mentes y  los corazones de los hombres. Todo lo que “tenía” lo puso al servicio de esa causa.
Gandhi hizo exactamente lo mismo. Exactamente lo mismo. Y otros como ellos probablemente menos conocidos.
El factor común que los movió no fue alcanzar la fama o el provecho propio. Tampoco los movió el odio aunque en sus corazones el repudio hacia los infames seguramente existía. El motor que los movió al servicio fue enteramente el Amor.

Todas las guerras del mundo se han librado en nombre del odio, el poder, la mezquindad, la ambición. Todas. Incluso las de aquellos que han luchado por la causa justa las ha motorizados el odio, el odio justificado, como es lógico y desde luego válido en cuanto a que es humano. Pero todas, incluso estas últimas, han fracasado precisamente porque el motor principal que las movió no fue el amor.
En cambio, todas las batallas que libró el Amor y que en apariencia fracasaron, dieron sus frutos. Es posible que ese aparente fracaso se deba a que no todos los involucrados participaron del mismo sentimiento. Tal vez…

El mundo siempre ha estado bajo una espesa capa de violencia, algunas veces es silenciosa, sutil, y otras es estruendosa. Pero en ambos casos asesina.
Ahora en el país se habla lamentablemente de una posible guerra, una guerra armada quiero decir porque esa otra está más que instalada, ahora que  la guerra como acto revolucionario se está gestando, se está planteando en el seno de quienes ya estamos cansados de tanta vejación y tanta indecencia, tal vez sería bueno que nosotros los que estamos como quien dice del lado “correcto”, del lado del indefenso, pensáramos un poco en eso, de modo que a la hora de ir al combate, vayamos no tanto sintiendo odio por el enemigo (a veces el enemigo ni siquiera eso merece) sino sintiendo un profundo amor por aquellos que necesitan ser defendidos de él.
Quién sabe si esa sea la táctica.



4 comentarios:

María del Carmen dijo...

SIEMPRE MAS DE LO MISMO.

CAMBIAN PERO SON LOS MISMOS CON DISTINTOS DICURSOS.

PARECE QUE NO QUIEREN OIR LAS VOCES DE LOS PUEBLOS!

PARECERÍA QUE LOS CORAZONES SOLO PULSAN SENTIRES DE OPRESIÓN!

PARECIERE....

LAS VOCES DE LSO PUEBLOS SON OÍDAS EN OTRO ESPACIO.... UNDÍA HABRA JUSTICIA APRA TODOS!!!!

MUY BUEN POST!!!!

LUEGO DE UNA AUSENCIA PROLONGADA RETOMO ESTE MEDIO , LAS CAUSAS LAS RELATE EN

WWW.WALKTOHORIZON.BLOGSPOT.COM
AGRADECIDA POR TUS DECIRES Y PRESENCIA TE INVITO A PASAR A RETIRAR LOS REGALOS DEJADOS EN MIS BLOGS Y EL REGALO DEJADO EN LA SEGUNDA GALA EN

WWW.COSECHADESENTIRES.BLOGSPOT.COM

AGRADECIDA POR TODOS TUS DECIRES TE DEJO MI CARIÑO Y MI PAZ MARYCARMEN

WWW.CUERPOSANOALAMCALMA.BLOGSPOT.COM

Néstor Dulce dijo...

Compañeros:
Desde Argentina me sumo a los ideales de la revolución bolivariana.
y los invito a leer un blog de humor político de izquierda

María del Carmen dijo...

Haiti y Chile ahora... envolviendo a ambos, con llamas rosa, violeta, aqui en Argentina lo hemos hecho por medio de la oración y en solidaridad concreta.

Pero mas allá de ello, porque no se toman las medidas para que tales males no continuen sucediendo.

Porque no envolver en tales llamas y en oración a quiénes talan arboledas, destruyen lo natural apra careteras, contaminan el ambiente, crean productos noscivos, etc.

Me parece quehay que realizar cadenas para tales así los más sufrimos menos.

Que la luz del

UNIVERSO BENDIGA A TODO EL PLANETA.

PARA tÍ, QUE TIENES BRILLO PROPIO


UNA ESPECIAL BENDICIÓN EN ESTOS DÍAS PASCUALES

Y

Felices pascuas!

Dejo mi cariño y mi paz

Marycarmen

Mis blogs

www.walktohorizon.blogspot.com
www.cuerposanoalmacalma.blogspot.com
www.panconsusurros.blogspot.com
www.newartdeco.blogspot.com
www.lasrecetasdelaabuelamatilde.blogspot.com
www.cosechadesentires.blogspot.com

Amorexia. dijo...

abandonar el blog es abandonarse uno mismo? o reencontrarse?

deshora