miércoles, 5 de septiembre de 2007

LO QUE UNO POR PENDEJO SE PREGUNTARÌA DE SEGUIR LAS COSAS COMO ESTÁN


1) Cómo se llamará Venezuela.
2) Dejaremos la enseñanza del imperialista idioma inglés para aprender qué.? Wuayú? Warao?. Wuayú es más fácil.
3) Se seguirán llamando así los ministros, asambleístas o constitucionalistas o por fin oficialmente, y como es debido, se llamarán Traductores.
4) ¿Seguirá celebrándose la Navidad o para el 24 en la noche escenificaremos en familia la Batalla de Carabobo?
5) ¿Habrá oposición? Y si la hay…
6) Se seguirá llamando así a esta cuerda de estúpidos, excepciones aparte, o finalmente se le dará su legítimo nombre: CUERDA DE ESTÚPIDOS?
7) Nitu Pérez Osuna seguirá los pasos de Eva Perón, y que mi palabra no ofenda a Evita, y se lanzará a la Presidencia de esta República?
8) Volverá Carlos Ortega al país, Cristo en mano y cara de “qué he hecho yo pa que me hagan esta vaina” o eso es un acto que en este país no se repetirá jamás?
9) ¿Dejará de ser mamá osa la influencia más negativa de los muchachos de la selección nacional de Basket?
10) ¿Comentará el Presidente, como por casualidad, como por chanza, como una de esas cosas que se le salen a uno después de tanto estrés canalla, cómo es que Antonini Wilson lo implicó en ese bochorno o le tendrá temor a ruborizarse en público?
11) ¿Se restituirán las garantías constitucionales a los ciudadanos? ¿Se suspenderá el toque de queda? Porque, por ejemplo, si nadie nos puede garantizar que el patrimonio público no va a ser robado, están violando nuestros derechos. Porque si uno sale a la calle con el rabo entre las manos por el temor a ser robado (si tiene uno suerte) , violado o matado (si la vaina está de malas) pues…
12) Existirá Globovisión, plomovisión o Golpevisión, aunque sea con Raúl Amundaray narrando las noticias? Y de ser así
13) Elvia Herrera aprenderá, la pobre, a leer, a ordenar palabras sintàctica y semánticamente coherente, como pa que Carlos Escarrá no tenga la necesidad, por no decir la inelegancia, de llamarla ¡burra! sin ningún remilgo? ;Juan Eleazar Fígallo asumirá una postura más bolivariana y menos parecida a Red Buttler? ¿Y Carlos Fernández, que inauguró lo que podrìa llamarse la dicción surrealista, entenderà, aleluya! Que para hablar aunque sean pendejadas, hay que abrir la boca?
14) ¿El episcopado venezolano aceptará su condición de golpista o en su defecto, servirá para algo más decoroso que cortar cintas en cuanto templete burgués existe?
15) ¿Se les llamará por fin Clubes a las escuelas y liceos del país, o por fin el gobierno, o lo entendido por esto, comprenderá que la educación es otro fraude alimentado y sostenido ?
16) Dejaremos de oír ballenatos, regatones y cuanta horrible (pido excusas a los oyentes) de esa vaina existe, o será ese el gesto-precio que pagaremos porque el presidente se entreviste con Marulanda?
17) ¿Se le rendirá alguna vez un merecido homenaje a los héroes sigloveintenescos de la Patria: la selección de Basket que derrotó al Imperio en Pórtland (exceptuando de este contexto a Carl Herrera por recontra MALO!!!); la selección nacional de Bolibol; Cheo García, Rafael Dudamel; los Pedro Camejo que murieron en Puente Llaguno fueran chavistas o no? Y de ser así…
18) ¿Será ese homenaje un bonche antipático e hipócrita, un escenario inigualable para echarse unos palitos gratis y hacer un negocio de esos “cuánto hay pa eso”? O el homenajeado tendrá la oportunidad de oír: qué bien lo hiciste, qué orgulloso estamos de ti, vamos a apoyarte en tus proyectos y nos gustaría que nos ayudaras en tales y tales áreas.
19) ¿Tendrán los más necesitados la sensación perenne de ser y de sentirse, mucho menos pobres y que no sea la resignación y la arrechera lo único que lleven en las entrañas?
20) ¿Será que este será alguna vez un país decente, con ciudadanos decentes y gobiernos (si es que el mal es necesario) decentes ‘? Hay que creer en los milagros, al fin y al cabo y según dice mi abuela, Dios, extranjero y todo, no se ha muerto. Y yo le creo.