viernes, 1 de mayo de 2009

ACRIBILLADA MARCHA PACÍFICA OPOSITORA


La multitudinaria marcha pacífica de la Oposición que inundó las calles y avenidas de Caracas fue brutalmente disuelta por agentes de la Policía Metropolitana, La Guardia Nacional, Efectivos de la Aviación, la INTERPOL, las FARC y dos gendarmes de la Prefectura de Río Chico, entre otros. Efectivamente, miembros de estos organismos al servicio y bajo las órdenes del dictador Hugo Chávez, haciendo uso de armas químicas no utilizadas por gobierno democrático alguno, arremetieron contra la marcha conformada por las Hermanitas descalzas, personas de la tercera edad (provenientes de distintos ancianatos),” y niños y niñas de cerca de 5000 Kindergarten que decidieron marchar en ocasión del Primero de Mayo llevando pancartas con la imagen de Cristo Redentor (ahora predicando la Palabra en Perú) y gritando la consigna ¡NO AL AUMENTO SALARIAL!








Al ser consultado uno de los marchantes, el caballero, quien aseguró ser un septuagenario pero que aparentaba unos 25 gracias a unas cremas y tal, aseveró que consideraban “una violación a los Derechos Humanos que el muérgano ese de Miraflores haya aumentado el salario en época de crisis mundial y que estimaban, como un “desatino propio de los sociópatas, que Chávez pretendiera reducir la jornada de trabajo de 8 horas a 6, cuando lo que debería hacer es aumentarla a 12”












Fueron momentos de verdadera tensión, no apto para cardíacos, cuando a través de la pantalla de Globoterror, siempre objetiva, pudimos observar la manera en que los efectivos maltrataron en forma despiadada la pacífica marcha justo en el momento en que entonaban el Ave Verum corpus de Mozart (In molatum in cruce pro homine) Y no conforme con ello, el gesto más abominable: miembros de Protección Civil siguiendo las viles instrucciones del dictador y uno de sus lacayos, léase Jorge Rodríguez, procedieron a auxiliar a los millones de personas ahogadas por los gases venenosos. ¡Qué ignominia! ¡Qué horror!













La intervención del honestísimo servidor público y alcalde mayor, Antonio Ledezma, no se hizo esperar y según los asistentes, perdió la voz gritando en el medio de la humarada: ¡¡retrocedan, retrocedan, esto es una emboscada del degenerado de Chávez!!!, mientras su rostro iba adquiriendo tonalidades entre azules y violetas . Pero las cámaras de Globoterror, por descarga de baterías, no pudieron captar estas imágenes que hubieran quedado para la posteridad como el acto de sacrificio más conmovedor jamás filmado después de que en “El Derecho de Nacer” Mamá Dolores regala su hijo, Albertico Limonta, por falta e’ rial. (Esto me lo contó mi comadre Marta)

1 comentario:

Dave dijo...

jajajajaja, que bueno estuvo esto. Deberías escribir para globoterror.com ;)